Muchas veces en nuestras relaciones con otras personas tendemos a situarnos en uno de los extremos del continuo:

AGRESIVIDAD———————————————————PASIVIDAD

En ocasiones intentamos pasar por alto algunos gestos o actitudes que nos hieren, con tal de no provocar conflicto.

Por otro lado, a veces tratamos de defender nuestro parecer en ocasiones sin importarnos las consecuencias que tiene sobre el otro, pudiendo llegar a veces a invadir el espacio de la otra persona, y sobre pasando la línea del respeto.
Ser asertivo siempre y en todos los contextos es complicado, pero en lo que a nosotros nos ocupa elegir, sí debemos intentarlo.

Es importante poner ciertos límites en nuestras relaciones para preservar nuestro bienestar. Porque defender lo mío, saber decir que no cuando considero que algo no me corresponde y pedir ayuda cuando lo necesito es vital para mi autoestima y mi autoconcepto, intentando hacer siempre un ejercicio empático desde el respeto hacia la otra persona.

[Almudena Pingarrón Salazar]

¿Tienes problemas en la Relaciones sociales?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

 
WhatsApp chat