Mitos sobre la psicoterapia

 

Hoy en día el hecho de acudir al psicólogo sigue teniendo un estigma social importante, que a veces impide a las personas dar el paso para iniciar terapia psicológica.

Cuando nos sentimos mal físicamente lo habitual es acudir al médico para que nos examine y nos mande un tratamiento para mejorar. Incluso sin necesidad de sentir una dolencia física, nos hacemos analíticas, chequeos médicos y pruebas preventivas para comprobar que nuestro estado de salud es el adecuado. Eso nos parece totalmente normal y lo hacemos sin cuestionarnos.

Sin embargo, como ya indicábamos anteriormente, nuestra actitud hacia la salud mental no es la misma, pues para muchas personas ir al psicólogo es sinónimo de debilidad. Existen ideas relacionadas con iniciar psicoterapia que limitan a la persona a dar ese paso, basadas en el desconocimiento de lo que realmente la terapia psicológica puede aportar a la persona.

El tratamiento psicológico, al igual que cualquier tratamiento médico, puede ser útil tanto de forma preventiva como de forma terapéutica. La creencia de que “el psicólogo sólo es para los que están locos” es tan simple y errónea como pensar que los tratamientos médicos sólo producen beneficios a los enfermos crónicos.

 

¿Por qué acudir al psicólogo?

 

Tomar la decisión de acudir a terapia es un acto que demuestra gran valentía, ya que en muchas ocasiones la persona que necesita ayuda no es consciente de que tiene el problema o, como vimos en artículos anteriores, crea una serie de defensas que no le ayudan afrontar la realidad.

Iniciar un proceso terapéutico nos aporta herramientas para adaptarnos mejor a las dificultades de la vida, y nos ayuda a convertirnos en personas más fuertes emocionalmente. De este modo, nos ayuda a mantener el bienestar y el equilibrio a pesar de los constantes cambios que se producen en nuestro día a día, que no siempre son fáciles de gestionar y que pueden llevarnos a sentir ciertas dificultades emocionales.

La salud mental es primordial en todas las esferas de nuestra vida, pues implica la capacidad que tenemos para sobrellevar problemas, en la toma de decisiones, en la forma en que nos relacionamos con nuestro alrededor y en cómo reaccionamos ante las adversidades.

Por todo esto, es importante cambiar la idea preestablecida y equivocada que tenemos sobre acudir al psicólogo. Tratemos de verlo como alguien con los estudios necesarios para entender más allá de lo que pensamos y sentimos, y tengamos presente la importancia de entender nuestras acciones, de estar bien con uno mismo y de auto-conocernos para tratar de encontrar respuestas de alivio a aquello que no logramos comprender.

 

 

[Almudena Pingarrón Salazar]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

 
WhatsApp chat