La resiliencia, según la American Psychological Association (APA), se define como:

“El proceso de adaptación frente a traumas, tragedias, amenazas u otras fuentes significativas de estrés” (Southwick, 2014)

Ser resiliente no quiere decir que la persona no experimenta dificultades o angustias. El dolor emocional y la tristeza son comunes en las personas que han sufrido grandes adversidades o traumas en sus vidas.

La resiliencia, se trata de una habilidad innata o adquirida que poseemos los seres humanos, en la que confluyen fortalezas y capacidades y que gracias a estas podemos lograr recuperarnos, sobreponernos y adaptarnos con éxito a las distintas situaciones adversas y así, generar cambios positivos individuales y/o grupales. Esta capacidad o habilidad proviene de los recursos internos de afrontamiento, de tal forma que estos logran reforzar los factores protectores y reducen la vulnerabilidad frente a las situaciones de riesgo.

 

¿Cuáles son los principales tipos de resiliencia con la que todos contamos en mayor o menor medida?

  • La Resiliencia natural: se refiere a la fuerza vital, es innato y forma parte de la naturaleza humana.
  • La Resiliencia adaptativa: cuando las circunstancias generan la necesidad de un cambio, adaptación o aprendizaje.
  • La Resiliencia aprendida: con el aprendizaje de técnicas aprendidas para superar situaciones adversas (ejercicios de respiración para el manejo del estrés…)
  • La Resiliencia comunitaria: se trata de la capacidad que tienen los grupos sociales para sobreponerse a las situaciones adversas con el fin de reorganizarse  y reconstruir los vínculos internos.

 

¿Qué factores influyen a la hora de desarrollar la resiliencia?

Nuestro entorno nos influye y transforma. Necesitamos apoyos y relacionarnos con personas de confianza tras una situación traumática para vencer la inercia de aislarnos, ya que cuando nos encontramos solos nos reforzamos y aumentamos el sufrimiento al recordar el evento traumático una y otra vez, lo que acaba convirtiéndose en un ovillo muy difícil desenredar. Un ejemplo de ello, es cuando nos acabamos preguntando ¿por qué pasó lo que pasó?, ¿por qué no pude defenderme?, ¿por qué nadie me defendió? retroalimentando  así el sufrimiento y lo único que se logra es agrandar la herida. Por ello, conviene que nos relacionemos en esos momentos y busquemos personas de confianza (padres, hermanos, pareja, profesionales…) para conseguir estar seguros y así poder reflexionar y hablar lo que nos pasa.

La historia personal, también influye en el desarrollo del trauma. Las personas que han sido vulnerabilizadas o debilitadas en la infancia (por haber sufrido y no haber podido expresar lo que sintieron en ese momento, por ocultación, violencia familiar, entre otras) estarán expuestas a sentir un mayor daño ante un suceso traumático, en comparación con una persona que ha vivido en un entorno seguro.  Personas criadas en ambientes donde ha habido privación afectiva, de adultos les costará más comprender la información tras un evento traumático si se sienten solos/as, generando interpretaciones y generalizaciones ante los demás y el mundo, y con un aumento de los miedos sobre comentarios que se pueden llegar a interpretar como agresiones.

 

¿Cómo construir la resiliencia?

  • Aceptar los cambios como parte de la vida.
  • Establecer lazos y relaciones personales de confianza con el fin de aceptar ayuda y saber pedir apoyo cuando lo necesitamos.
  • Trabajar para lograr las metas o propósitos personales de forma que sean objetivos alcanzables y realistas.
  • Construir una visión positiva de uno mismo/a, al desarrollar confianza en uno mismo/a para sentirnos  más fuertes y capaces.
  • No dejarse llevar por la desesperanza; visualizando lo que queremos, en vez de preocuparnos por los temores.
  • Mantener perspectiva con el evento traumático tratando de verlo en un contexto más amplio.
  • Cuidado personal poniendo atención en las propias necesidades para hacer frente al evento traumático.

«Ninguna herida es un destino” (Boris Cyrulnik)

Si necesitas Ayuda, no dudes en contactarnos.

 

[Cristina Rodríguez Pérez]

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button
WhatsApp chat