Ya ha llegado el momento del año en que la Navidad se convierte en el fenómeno protagonista: las luces navideñas decorando las calles y los establecimientos, la publicidad que se orienta a aumentar el consumo durante estas fechas, las participaciones para la lotería, las cenas y comidas donde nos reunimos o nos reencontramos con compañeros, amigos y familiares, etc.

Pero, además de esta parte tan visible y festiva que se presenta, ¿cómo afecta la Navidad a nuestro estado de ánimo?

Muchas personas, sobre todo los más pequeños, viven estas fiestas con tremenda ilusión: vacaciones, regalos, tiempo para descansar y para disfrutar de los seres queridos, comidas especiales, tradiciones navideñas…

Pero hay otra parte importante de la población que no comparte ese “espíritu navideño”, pues estas fechas les devuelven sentimientos de tristeza y angustia por tener que meterse en ese “rol navideño” con el que no todo el mundo se siente identificado.

¿Por qué la Navidad afecta de forma negativa al estado de ánimo de muchas personas?

 

Como ya hemos dicho anteriormente, este período en que los gastos se disparan y en que “lo que toca” es juntarse con la familia y los amigos, puede despertar ciertos conflictos que afectan a nuestro estado de ánimo:

Para personas que han perdido seres queridos, las tradiciones navideñas reavivan ese sentimiento de tristeza y de soledad asociado a la ausencia de aquellos que ya no están.

Si existen conflictos familiares o con personas del entorno y durante el año se ha intentado evitar el contacto, estas fechas pueden ser fuente de angustia y ansiedad por esos “rencuentros forzosos” que generan un clima negativo.

El estrés que generan todos esos compromisos, la falta de tiempo para el descanso, las grandes multitudes, el tener que gastar muchas veces por encima de nuestras posibilidades… Son factores que también contribuyen a que la Navidad se viva de una forma negativa.

Otros factores que también suelen darse en estas fechas y que tienen una influencia directa sobre nuestro estado de ánimo son: las comidas copiosas, donde se consume más alcohol del que normalmente estamos acostumbrados, y el cambio en los horarios, que influye directamente en que los ritmos biológicos se alteren.

El  balance de todos esos propósitos que nos marcamos al inicio del año que ya termina y que, en ocasiones, vemos que no se han cumplido, también puede interferir en que tengamos una actitud positiva en estas fiestas.

Todas estas circunstancias pueden llevar a las personas a sufrir cambios en los niveles de energía, tristeza, cambios de humor y de apetito, dificultad para concentrarse y otras muchas sensaciones negativas que contribuyen a que aparezcan ciertos síntomas asociados con la depresión.

Pero… ¿Realmente la Navidad puede tener tanto poder sobre nosotros?

 

A pesar de todos estos factores, si logramos hacer una valoración objetiva, podremos darnos cuenta de que las Navidades en sí no son la causa directa de que nos sintamos de esta manera. Las emociones negativas que se potencian en esta época suelen proceder de algún conflicto no resuelto, de alguna faceta de nuestras vidas que nos gustaría que fuese de otra manera, o de situaciones pasadas que han tenido un efecto negativo sobre nosotros y que aún nos dañan.

Este período puede ser un buen momento para reflexionar sobre cuáles son los factores que contribuyen a que no me sienta bien emocionalmente, y tratar de ponerles solución.

Sin embargo, no siempre podemos enfrentar por nosotros mismos los problemas que nos hacen sentirnos de esta manera, y a veces es necesario recurrir a un profesional que nos irá guiando para poner solución a nuestros conflictos personales a través de la Terapia Psicológica.

El permitirnos disfrutar de estas fechas va a depender de dónde pongamos el foco:

Si nos centramos en los acontecimientos negativos que ya hemos citado, tendremos la garantía de que el período navideño lo viviremos repleto de emociones de tristeza y angustia.

Si por el contrario, intentamos centrarnos en los aspectos positivos, por muy insignificantes que parezcan, podremos disfrutar de estas fechas y vivir momentos agradables con aquellos que sí que están presentes, compartiendo la alegría y celebrando los acontecimientos positivos que la vida nos ofrece.

 

[Almudena Pingarrón Salazar]

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

 
WhatsApp chat